Fabricación y procesamiento

Maximizar la producción y minimizar el tiempo de inactividad

Casi todo lo que vemos y tocamos a diario, desde los alimentos que comemos y la ropa que vestimos, hasta el transporte que utilizamos y los edificios en que vivimos, ha pasado por una planta de procesamiento o fabricación. En fábricas y almacenes de todo el mundo se producen y embalan una gran variedad de materiales y productos con maquinaria cada vez más avanzada y sofisticada. La automatización es clave para conseguir procesos rápidos y fiables, lo que proporciona rentabilidad y beneficios. Por este motivo, los procesos se planifican hasta el mínimo detalle para asegurarse de que nada pueda fallar.

Algo que todos los equipos de fabricación y procesamiento comparten es la necesidad de estar en constante movimiento. Una avería o rotura pueden detener la productividad de toda la línea y cada minuto de inactividad sale caro. Esto es especialmente cierto en el caso de las uniones atornilladas, ya que el desgaste o aflojamiento podría entrañar costes elevados. Independientemente de las condiciones y exigencias, todas las conexiones deben permanecer bloqueadas, pero permitir un mantenimiento periódico eficaz.

En la actualidad, los productos del Grupo Nord-Lock se utilizan en infinidad de máquinas de procesamiento y fabricación de todo el mundo. Muchos clientes valoran su fuerte capacidad de bloqueo y su resistencia a condiciones extremas, lo que reduce las reparaciones, el mantenimiento, y los costes de un ciclo de vida más corto.

Últimos estudios de casos de clientes

Leer más estudios de casos de clientes