Ferrocarril

Uniones que mantienen la economía a buen ritmo.

Desde la revolución industrial, los ferrocarriles han formado la columna vertebral de las sociedades industriales y el desarrollo de ambos siempre ha ido a la par. En este tiempo hemos progresado desde las locomotoras de vapor hasta los trenes de alta velocidad que viajan a más de300 km/h. Pero el principio sigue siendo el mismo: los trenes deben ser fiables y puntuales. Si se afloja un tornillo en cualquier parte de la infraestructura ferroviaria o del material rodante, las consecuencias pueden ser muy costosas e incluso fatales si se trata de un tren en movimiento.

La comprobación y apriete de uniones atornilladas a lo largo de cientos de miles de kilómetros de vías que cubren la superficie de la tierra, más los numerosos tipos de agujas, resulta una tarea tediosa que requiere mucho tiempo. Es muy importante asegurarse de que el producto de aseguramiento de uniones atornilladas elegido se mantendrá en condiciones a pesar de los elementos.

A medida que avanza la tecnología de los trenes y redes ferroviarias, también lo hacen las exigencias sobre las líneas y componentes ferroviarios. Cuando un tren viaja a más de300 km/h, todo el vagón soporta una vibración y tensión constante. La seguridad de las uniones atornilladas es esencial para la seguridad y se utilizan productos Nord-Lock tanto en la producción como en el mantenimiento. Entre las aplicaciones comunes se incluyen agujas, paneles absorbentes de ruido, y también bogies (carretones ferroviarios), enganches y sistemas de frenado. Los productos Nord-Lock también se utilizan para asegurar equipos bajo tierra.

Últimos estudios de casos de clientes

Leer más estudios de casos de clientes