Los expertos: diferencias entre un bulón recto y el Sistema Expander

Las uniones articuladas se localizan en los extremos de los cilindros y entre las partes mecánicas móviles. Proveen la flexibilidad que necesitan las aplicaciones para que funcionen eficientemente.

Los bulones rectos son propensos a sufrir daños-prone straight pins

Un bulón recto no puede instalarse en las orejetas de una máquina a menos que los agujeros de la misma sean ligeramente mayores que la dimensión del propio bulón, es decir, tiene que haber cierta holgura. A pesar de que esta holgura sea necesaria para la instalación del bulón en la orejeta, ésta es problemática ya que afecta a la precisión de la máquina. Además, permite que el bulón golpee las orejetas a máxima velocidad y fuerza cuando cambia la dirección de la máquina. No olvidemos que los anillos, arandelas u otros elementos de fijación no se utilizan para fijar el bulón, sino para prevenir que gire y que pueda desprenderse.

Cuando una máquina se expone a cargas y vibraciones elevadas, el bulón va desgastando lentamente los agujeros de las orejetas. Esto supone una pérdida de la precisión y control de la máquina y hace necesaria la reparación de las orejetas. Por lo general, esta reparación se realiza cada 3.000 a 5.000 horas de funcionamiento, dependiendo de la carga a la que se someta a la máquina.

La interacción entre el bulón y las orejetas no es la única razón por la que éste haga que las orejetas sean más propensas a sufrir desgaste. Cuando el bulón se somete a una carga, toda la presión se concentra en una pequeña zona, deformándola permanentemente. Habitualmente, las orejetas se hacen de un material más blando que el del bulón, por lo que debido al contacto repetitivo con el bulón, que es más duro, pierde fácilmente su forma.

Un método sencillo para prevenir el desgaste de las orejetasmethod to prevent lug wear

El Sistema Expander consiste en un eje de extremos cónicos, dos casquillos de expansión, dos arandelas de presión y dos elementos de fijación. El eje se instala directamente en la aplicación. Por medio del apriete de los elementos de fijación, las arandelas presionan los casquillos de expansión sobre los extremos cónicos de los ejes. Los casquillos se expanden, adaptándose a la forma de las orejetas, y fijan el sistema en posición. Una vez reapretado, el sistema queda fijado en ambos lados, eliminando cualquier movimiento

La presión que realiza el Sistema Expander se distribuye sobre toda la superficie de contacto en la dirección de la fuerza, de forma que las orejetas no se deterioran con la carga soportada. Este sistema previene, de forma permanente, el desgaste de las orejetas, eliminando la necesidad de su reparación.

Días de parada frente a reparaciones rápidas

El sistema tradicional de bulón recto y el Sistema Expander cuentan con diferentes procedimientos de reparación. Cuando se utilizan los bulones tradicionales, para la reparación de las orejetas se utilizan la soldadura y el mandrinado de los agujeros. Este procedimiento no sólo requiere tiempo, sino también personal experimentado y equipos especiales. Además, dada la complejidad de la reparación, ésta no siempre es posible realizarla en campo, por lo que requiere llevar la máquina al taller con el consiguiente aumento del costo y tiempo de parada de la máquina.

Dado que el Sistema Expander se puede montar directamente en las orejetas desgastadas, no hay necesidad de soldadura y mandrinado. En la mayoría de los casos, la instalación se puede realizar in situ, disponiendo de la operatividad de la máquina, y en tan solo unas pocas horas.

ASK THE EXPERTS

Envíe sus preguntas sobre tecnologías de atornillado por correo electrónico a: experts@nord-lock.com

Contacte con nosotros

Para más información sobre cómo tratamos sus datos personales, consulte nuestro Aviso de privacidad.

¡Gracias por contactar con nosotros!