Combinación exitosa de dos productos

A simple vista, la construcción del puente Kienlesberg parecía una misión imposible. Después de todo, ¿cómo se pueden combinar con éxito dos conceptos completamente opuestos?

Localizado en Ulm, entre las ciudades alemanas sureñas de Stuttgart y Múnich, el puente Kienlesberg iba a representar un claro ejemplo de arquitectura de filigrana.

La elongación de 270 metros en una curva sutil era toda una obra de arte con vistas privilegiadas en puntos clave. Desde aquí, los peatones y ciclistas podrían detenerse a admirar la ciudad histórica bajo sus pies, y en concreto el estilo gótico espectacular de la catedral de Ulm, conocida por tener la torre más alta del mundo.

Al mismo tiempo, sin embargo, todo debía centrarse en normas y fiabilidad, seguridad y solidez. Se precisaron más de 2.500 toneladas de acero, ya que esta construcción debía ser suficientemente fuerte para soportar dos vías férreas.

Asimismo, con una bulliciosa intersección justo debajo de la empresa Deutsche Bahn, el puente debía cumplir con normativas de seguridad estrictas e inflexibles. Infinidad de reglas han regido todo el proyecto, desde el cableado eléctrico a las vías del tren. A pesar de que parecía un reto aparentemente imposible, la solución fue una combinación exitosa de dos productos. Por un lado, plásticos reforzados con fibra de vidrio de la empresa CTS (Composite Technologie Systeme GmbH) y arandelas especiales Nord-Lock de la serie X como sistema de fijación segura.

Cabe destacar dos razones por las que los productos de Nord-Lock encajaron perfectamente en este producto. La vibración excesiva de los vagones en los trenes de alta velocidad puede desencadenar el aflojamiento de los pernos, algo que no ocurriría al utilizar las arandelas Nord-Lock de la serie X. El efecto de cuña bajo la cabeza del perno y la tuerca consigue que las arandelas no se aflojen accidentalmente.

La empresa CTS descubrió que las arandelas Nord-Lock ofrecían máxima fiabilidad, ya que también pasaron satisfactoriamente los estrictos ensayos de seguridad de la empresa alemana Deutsche Bahn (DB). CTS ahora podía garantizar que su producto, provisto de las arandelas Nord-Lock, soportaría con éxito el efecto de la vibración.

CLIENTE: CTS (COMPOSITE TECHNOLOGIE SYSTEME GMBH)

PROYECTO: PUENTE KIENLESBERG EN ULM, AL SUR DE ALEMANIA

RETO: AFLOJAMIENTO DE PERNOS POR EFECTO DE LA VIBRACIÓN

SOLUCIÓN: ARANDELAS NORD-LOCK DE LA SERIE X

ACERO UTILIZADO: MÁS DE 2.500 TONELADAS

 

Historias de éxito de clientes

Contacte con nosotros

Para más información sobre cómo tratamos sus datos personales, consulte nuestro Aviso de privacidad.

¡Gracias por contactar con nosotros!