Petróleo y Gas

Cuando estás a 400 km de la costa más cercana, lo primero es la seguridad.

Visitar una plataforma petrolera, puede ser una experiencia impactante. Tras aterrizar el helicóptero, uno no verá más que un océano infinito en todas las direcciones. El ruido  de la maquinaria pesada haciendo sus tareas será ensordecedor. Los fuertes vientos amenazarán con hacerlo caer y el olor del diésel lo inunda todo. Cuando uno está a 400 km de la costa más cercana, la seguridad es lo primero.

Cascos, tapones de oidos, protecciones oculares, botas con punteras de seguridad son la vestimenta estándar. Las operaciones de perforación, por su propia naturaleza, exponen al equipo humano al riesgo de lesiones graves. Con tantos procesos mecánicos e hidráulicos llevándose a cabo a la vez, la caída de objetos y los fallos por mal funcionamiento son peligrosos hasta para los miembros más experimentados del personal.

Cuando se trabaja en condiciones tan exigentes, la seguridad es absolutamente primordial. Los puentes grúa mueven objetos pesados sobre la cubierta, los taladros, las bombas y los vibradores están en constante operación, y por ello todo debe estar 100% operativo y fiable. Al mismo tiempo, el ritmo ha de ser alto y cada minuto de inoperatividad es altamente costoso.

Afortunadamente, las herramientas de tensado de Nord-Lock proporcionan soluciones rápidas, precisas y seguras para apretar y/o aflojar múltiples tornillos de forma simultánea. Así que Vd. Puede contar con nuestro asesoramiento, incluso si realiza su trabajo bajo el agua en las condiciones más árduas.

Historias de éxito de clientes

Contacte con nosotros

Para más información sobre cómo tratamos sus datos personales, consulte nuestro Aviso de privacidad.

¡Gracias por contactar con nosotros!